Alex Cabrera es un padre orgulloso

Esta es la primera de dos entregas de una conversación que tuve con Alex Cabrera desde Japón y que salió publicada en el diario El Nacional el domingo 29 de junio de 2011. Espero la disfruten.

Alex Cabrera

Todos los padres se sienten orgullosos de sus hijos y en el caso de Alex Cabrera, hay razones deportivas para justificarlo. Su hijo Ramón es un prospecto de los Piratas de Pittsburgh, y su padre se atreve a vaticinar lo que su retoño puede llegar a ser dentro del beisbol de grandes ligas. El slugger venezolano de los Halcones de Softbank, en la Nippon Professional League, dice que el joven careta que milita en la filial clase A de los filibusteros, será un mejor bateador que él y eso lo dice alguien que ha soltado 528 vuelacercas entre Japón, Venezuela, Estados Unidos y Taiwán.

“Es una gran satisfacción ver lo que él ha logrado en tan poco tiempo. Ha madurado mucho como bateador y por eso es que lo están llevando a los Juegos de Estrellas. Eso de batear lo lleva en la sangre y desde chiquito siempre mostró que era lo que quería hacer”, comentó el nativo, vía telefónica desde su casa en Tokio, haciendo referencia al segundo llamado que recibe su descendiente a los clásicos de mitad de campaña en clase A.

“Nosotros siempre estamos en comunicación y hablamos mucho de todo. Siempre trato de darle consejos sobre cómo prepararse para los partidos. Eso me llega de mucha alegría, porque no todo el mundo tiene la oportunidad de pasar sus enseñanzas a sus hijos sobre lo que uno sabe hacer bien”, explicó.

Cabrera dijo sentirse aún más orgulloso por la actitud que ha tomado Ramón, quien milita con el Bradenton Marauders que dirige Carlos García, acerca de ser el hijo de uno de los sluggers más reconocidos en tiempos recientes en Venezuela: “Se lo toma con calma, pero con metas muy altas. Siempre me dice que lo único que quiere es dejar en alto ese número 38, porque al igual que yo, él usa ese número. Eso me llena mucho, porque es algo que le nace a él y no es algo impuesto. Yo no quiero que se comprometa a algo que le pondrá una presión en el futuro, pero mientras lo disfrute no habrá problemas”.

Por el momento, el descendiente de Cabrera ha logrado colocar números que tienen orgulloso a su progenitor. En 42 juegos, conecta para .327 (147-48), sin cuadrangulares y 13 remolcadas. Además, tiene 10 dobles y dos triples, con lo que su slugging se coloca en un .422 y su promedio de embasado totaliza .400. “Va por buen camino. Cada vez que me siento en la computadora y chequeo sus números siento una alegría. Cuando vi que estaba casi en .330 sabía que algo bueno pasaría con él y lo llamaron al All Star de la Liga de la Florida. Esa es una liga difícil, no todos batean allí. Si logras pegarle bien a la pelota ante esos pitcheos, seguro eres grandeliga y de los buenos”.

 

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s