¡Qué día!

Al conocer que Craig Biggio había por fin alcanzado los 3.000 imparables corrí a un computador a conocer las reacciones que se había generado. No todos los días se puede apreciar como un bateador alcanza tal hazaña en el beisbol de las Grandes Ligas. Sin embargo, este no fue el único hecho noticioso de esa jornada del pasado 28 de junio. Frank Thomas se unía al camarero de los Astros de Houston en eso de recibir su pasaje si escalas al Hall of Fame, debido a que despachó su cuadrangular 500 en las mayores. Ambos hitos son catalogados como los más importantes dentro del curriculum de un toletero y ver como dos logran alcanzar esos milestones en un mismo día es algo digno del recuerdo.

Mark Newman, cronista de MLB.com, concuerda conmigo. El compañero, en su texto que puede encontrar aquí no sólo hace referencia a lo histórico de la jornada, sino que también hace referencia a que en el beisbol es muy complicado poder señalar que cierta jornada es más especial que la otra, aunque esta de hace unas cuantas noches debe estar entre el top 3.

En primer lugar, porque, y como ya dije antes, el que dos bateadores hayan conseguido estos hitos es algo de suma importancia. Nunca antes se había visto esto. Estas son otras fechas que se pueden considerar también como históricas:

4 de agosto de 1984: Tom Seaver consiguió la victoria 300 de su ilustre carrera, mientras que Rod Carew añadía, al igual que Biggio, el incogible 3000 de su trayectoria como pelotero.

1 de mayo de 1991: Rickey Henderson se convierte en el rey de las bases robadas al estafarse la base 939, con esta rompía la marca que poseía Lou Brock. Un poco después Nolan Ryan Lanzó el séptimo y último no hit no run de su carrera, récord en la gran carpa.

22 de abril de 1898 y 29 de junio de 1990: Se tiran dos juegos sin hits ni carreras en un mismo día. En la primera de las fecha los protagonistas fueron Ted Breitenstein y Jim Hughes; mientras que en la segunda los tiraron Dave Stewart y Fernando Valenzuela.

15 de abril de 1947: Jackie Robinson rompe la barrera racial y se concierte en el primer jugador negro en actuar en las Grandes Ligas.

No obstante, desde el punto de vista de los Astros, que a la final es lo que más importa a los fanáticos del club, este 28 de junio tuvo un doble sabor. Más allá de ver como Biggio se hacía de su ansiada meta y lo celebraba con toda su familia, sus compañeros y ex compañeros, también vio como el club conseguían sufrido triunfo, gracias a un grand slam de Carlos Lee.  Con ese batazo, el panameño se convierte en el canaleño que más estacazos ha conectado en las mayores (236). ¡Qué más se puede pedir para ese día! Puros batazos que quedarán para el recuerdo, ojalá vengan más fechas como estas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s