La firma añorada

Normal
0

21

false
false
false

ES-VE
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

En la misma onda del post anterior, el siguiente texto también fue encontrado en el baul de los recuerdo (el MSN Space) y lo mudo para aca para compartirlo con ustedes. Este fue otro gran momento a nivel profesional, porque cumplía un gran sueño. Ojalá mis alumnos, amigos y demás seres queridos lo lean y disfruten ver lo que para mi significó aquel 21 de noviembre de 2006, cuando pacté para pertenecer a los Astros de Houston.

Un abrazo y disfruten.

La firma añorada

No,  la firma soñada no es la de los 136 millones
de dólares de Alfonso Soriano con los Cachorros de Chicago, o la de Alex
González con los Rojos de Cincinnati, o mucho menos la que hicieron los Leones
del Caracas hace unos días, cuando se hicieron de los servicios de Carlos
Hernández para sustituir a Carlos Subero como manager. La rubrica añorada es
mucho más discreta: es la mía con los Astros de Houston.

 

Si bien hace unos meses pude
decir que me tomé un cafecito en las Grandes Ligas, gracias a la labor cumplida
durante mis pasantías en las ligas menores con las filiales de Líder en
Deportes, ahora sí podré decir que tendré 
la oportunidad de luchar por establecerme en las mayores. Mi pacto con
los siderales es de un año, y aún no incluye una invitación al campo de
entrenamiento; eso dependerá de mi desempeño en la liga invernal con el equipo
ubicado en el piso tres de la Torre de la Prensa I y con los propios texanos
desde la distancia.

 

La scout, Celeste Brown, es la
encargada de seguir mis pasos en estos primeros meses con los escritos que le
suministro cada 15 días. Después ya podré correr por cuenta propia y escribir
de lo que quiera. Dudo que el llamado a la gran carpa vaya a ocurrir en el
corto plazo, porque no me considero un Albert Pujols del periodismo, ni nada
por el estilo. Mi meta inmediata es ir ascendiendo en los satélites de los
Astros, porque hay que empezar por algún sitio y estoy seguro que éste es el
ideal para hacerlo.

 

Con tal, Johan Santana, Bob
Abreu, Carlos Guillén, Freddy García, Melvin Mora y  muchos otros grandeligas lo hicieron con esta
organización y no veo porque la historia deba ser diferente conmigo. Sólo el
tiempo dará razón a estas líneas.  Habrá
que esperar a ver qué me depara el futuro; sin embargo, de lo que sí estoy
seguro es que sea cual cual sea mi rol este año o en los subsiguiente con el
equipo, estaré dando el 100 por ciento por rendir, ya que se lo debo -más allá
de a mi persona- a mi madre y a todos quienes creen en mi.

Houston_Astros.jpg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s