K-Rod, aún es tiempo de cambiar

Por cuestiones laborales tenía un
poco abandonado este espacio de expresión; sin embargo, lo ocurrido con
Francisco Rodríguez en los últimos dos días me obligó a buscar la manera de
opinar más allá de los 140 caracteres de los tweets de mi cuenta @iGranadillo,
que es donde he pasado muchas horas de mi día tratando de llevarles información
sobre los peloteros venezolanos que actúan en la pelota extranjera.

Obviamente lo acontecido con K-Rod
es lamentable y reprochable. No sólo se avergonzó él, sino que colocó al resto
de los peloteros venezolanos, a su organización y a su gentilicio en general
(que con el comportamiento de Carlos Zambrano y con la demanda por supuesta violación
de Johan Santana ya tenía bastante), en una posición incómoda. A nadie le gusta
meter las manos en el fuego por alguien que golpea sin razón aparente a un
familiar y por eso es que la sanción de los Mets de suspenderlo dos días nadie
la ha criticado, pese a que el caraqueño es la punta de lanza del bullpen y que
de paso venía lanzando de forma efectiva (En sus últimos 8 juegos no había
recibido carrera limpia, de hecho no le pisaban el plato desde el 18 de julio,
tenía foja de 1-0, 4 salvados, 11 ponches, 2 boletos y sus oponentes apenas le
conectaban para un anémico 0.34 en 9.1 episodios trabajados).

Y no les caeré a mentiras, pese a
lo que ha hecho El Kid en su carrera en Grandes Ligas y en Venezuela, quedé
decepcionado de alguien que si bien no era santo de mi devoción, por su actitud
hacía los periodistas, había logrado ganar algunos puntos por lo que hace
dentro del terreno y también por su calidad como persona, la cual presencié
durante el pasado World Baseball Classic. Sus méritos deportivos están de más
hablarlos, pero lo que nadie sabe es que Rodríguez es una persona que -aunque
no lo parezca- tiene calidad humana. No hay nadie que vele más por un familiar
que él, sino pregúntenle a su mamabuela, la persona que lo crió, también a sus
hijos, por quienes se desvive y no deja escapar oportunidad para demostrarlo, y
también con las personas que tiene a su alrededor y aquí vengo con la anécdota del
WBC.

Durante los días en los que la Selección
de Venezuela se concentró en Orlando, específicamente en Lakeland, K-Rod fue
poco comunicativo con los reporteros que se acercaban a seguir las incidencias
del combinado Vinotinto, sin embargo, él le dedicó poco más de 25 minutos a un
reportero bastante mayor que venía en representación de Sporting News y que siempre
estaba alejado del tumulto reporteril que asediaba el clubhouse criollo.
Además, en esos mismo días, Rodríguez tomó su carro y llevó a las personas que
trabajaban con el equipo: utileros, catchers de bullpen, batboys y algunos coaches
a una tienda departamental y les hizo obsequios a todos por lo bien que estaban
haciendo su trabajo.

Tras conocer esto, no me quedó
otra sensación que la de sorpresa al leer las notas del incidente que
protagonizó el cerrojo venezolano con su suegro. No soy quién para juzgarlo,
pero considero que lo vivido por Rodríguez no fue más que un arranque de frustración,
parecido al vivido por Carlos Zambrano en junio pasado, por la mala situación
que vive su equipo. Supongo que en los próximos días los Mets estarán tomando
medidas para evitar que esto se repita, como el mandar al Kid a un programa
para el control de ira, y esperar que dichas sesiones hagan su efecto de la
misma manera que lo hicieron con Miguel Cabrera y Big Z, quienes parecen
personas diferentes.

Considero que no se puede desear
sino que a K-Rod este incidente le sirva de aprendizaje con respecto a cómo
canalizar sus emociones, porque a una persona con su talento peloteril sería
una lástima verle caer en una situación de la que no pueda salvarse y todos los
venezolanos ya sabemos del precedente de Ugueth Urbina, quien no pudo terminar
de mostrar todo lo que podía hacer por cometer actos que atentaron contra la
vida de otro ser humano. Ojala aún haya tiempo de cambiar y evitar que las aguas
lleguen hasta esos niveles y no sólo por K-Rod, sino por el beisbol, que
merecer ver cómo el que hoy es el líder en una campaña en salvados sigue
construyendo una ilustre carrera.

1.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s