Bravos lucha por no ser sólo el rival incómodo

Falta de ofensiva, un cuerpo
de pitcheo que no encontró un mejor momento para decaer y una crisis interna,
que acabó con la salida de dos managers, fueron los ingredientes nada
apetitosos de una receta que dio como resultado que Bravos de Margarita quedara
prácticamente fuera de carrera por ir a la final, pues el único chance que
tienen de ir a la última instancia de la LVBP es el de ganar todos los
encuentros que le restan y que al menos dos de los tres rivales que tienen por
encima caigan en todos sus cotejos para así forzar un partido extra que
deberían ganar.

“Matemáticamente no
estamos eliminados y es por ello que mientras los números estén allí vamos a
seguir jugando para ganar. Sé que es complicado y que la única manera de
clasificar es por medio de un juego extra, pero no hay que perder las
esperanzas”, manifestó Hensley Meulens, piloto de los neoespartanos.
“Nos quedan unos cuantos juegos contra rivales directos y si no tenemos
algún chance, vamos a seguir batallando, porque no seremos un rival fácil.
Vamos a dar unas cuantas zancadillas”.

images.jpg

Y quizás esa sea la función de
Bravos en esta última de acción del round robin, ser el encargado de sacar a
alguno de los tres punteros. De los cuatro duelos que le restan por disputar,
dos serán contra Caribes de Anzoátegui y dos contra Leones del Caracas, quienes
sin contar los partidos de ayer estaban igualados en el primer lugar junto a
los Tigres de Aragua. “Así es el beisbol. Son cosas que pasan. No
presentamos un buen bateo y nuestro pitcheo se cayó”, explicó Frank Díaz,
capitán de la novena. “Estamos en una situación bastante dura, sobre todo
después de la serie en Maracaibo. Allí, aunque empezamos a jugar mejor, ya
teníamos muy cuesta arriba el poder mejorar, pero no por eso nos vamos a
rendir. Somos profesionales y nos entregaremos en el terreno. Lo hacíamos por
Luis Dorante y lo haremos por `Bam Bam’ (apodo por el que se conoce a Meulens).
Vamos a ver qué pasa en el resto de los partidos. Volvemos a casa y allí
podremos jugar mejor”.

Estadísticas en contra. Bravos
no se ayudó mucho en lo que respecta a las estadísticas. De manera colectiva,
marchan últimos en casi todos los renglones ofensivos (.235 de average), aunque
en los últimos encuentros han conectado mejor la pelota, como lo fue el triunfo
9-3 en Maracaibo y los cuatro jonrones que sonaron ayer en El Universitario. No
obstante, lo más notable es que a nivel de pitcheo hay una diferencia con
respecto a lo que hicieron en la ronda regular: su staff de serpentineros tiene
la peor efectividad del round robin, con 5.07, amén de ser también los que más
hits han permitido (132). “Yo creo que los muchachos se cansan”, fue
el principal argumento que dio Bobby Cuellar, coach de lanzadores. “Hemos
tenido que meter a muchos chicos que no han podido hacer el trabajo y no
teníamos muchos refuerzos a los cuáles acudir, pero así es este negocio. No
siempre íbamos a poder contar con unos brazos que rindieran de forma tan
excelsa”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s