Robinson Chirinos empezó con buen pie

Normal
0

21

false
false
false

ES-VE
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;
mso-fareast-language:EN-US;}

Si de primeras impresiones se
trata, Robinson Chirinos no pudo tener una mejor en su estreno en los juegos de
pretemporada de los Rays de Tampa Bay. El receptor venezolano conectó jonrón
ayer en la derrota de los floridianos 103 frente a los Piratas de Pittsburg,
para así cerrar el fin de semana con cinco remolcadas y .750 de promedio (4-3)
en los dos partidos que su equipo ha disputado en la Liga de la Toronja.

“Él es uno de esos
bateadores que luchan por darle siempre bien a la pelota. Técnicamente su swing
no tiene fallas”, expresó el manager Joe Maddon, al Tampa Bay Online.
“Cuando tu vez la manera en que haces swing te preguntas cómo no tenía
buenos números ofensivos, incluso hace tres años. Esa es una de las cosas que
me inquietan, pero puedo decir que su forma de afrontar cada turno es muy
buena. Me gusta muchísimo”.

Chirinos, quien fue adquirido
por los Rays en el canje por Matt Garza, es un bateador de que tiene .260 de
average, 79 jonrones y 396 remolcadas en 10 temporadas en las menores. Sin
embargo, el año pasado dejó .326, con 18 estacazos y 74 impulsadas (todas
cifras topes en las menores) entre doble A y triple A de los oseznos.

“Más allá de tener una
idea de cómo ir a batear, tengo un plan”, reconoció el falconiano, que en
Venezuela juega para el Magallanes. “El ser catcher me ha ayudado mucho a
entender el cómo batear. Antes pensaba que todo el mundo iba con la misma
manera de llamar el juego, pero ahora trato de entender qué es lo que el
lanzador quiere hacer y eso me ha ayudado a ser mejor”.

Jonroneros dominicales. No obstante,
el careta de Tampa Bay no fue el único en sacar la pelota del parque ayer.
Pablo Sandoval, de los Gigantes de San Francisco también se llevó la barda. El
valenciano se fue de 3-1, con anotada, producida y su segunda batazo de vuelta
entera de la pretemporada frente a los Cascabeles de Arizona. Dejó su promedio
al bate en .429.

Asimismo, Ezequiel Carrera, de
los Indios de Cleveland, dio una inusual muestra de poder. El jardinero conectó
de 2-1, con par de impulsadas ante los Rojos de Cincinatti.

Por el lado de los lanzadores,
Henderson Álvarez, de los Azulejos de Toronto, se llevó la derrota de su equipo
frente a los Tigres de Detroit, pese a tirar dos entradas en relevo, con una
rayita sucia que remolcó Víctor Martínez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s