Aníbal dejó su huella a pesar de no lograr el no-hitter

Con o sin no hitter, Aníbal
Sánchez se encargó de escribir su nombre en el libro de récords de los Marlins
de Florida y también en algunos pasajes del texto de marcas de grandes ligas.
El lanzador venezolano, que quedó a tres outs de convertirse en el primer
pitcher latinoamericano que consigue una gesta como esta en dos ocasiones en su
carrera, se unió a varios selectos grupos con su juego de un hit.

El maracayero es uno de 16
serpentineros que consiguieron tres juegos completos de uno o menos imparables
a los 27 años. Esa lista la engalanan Nolan Ryan, quien lo logró siete veces;
Jim Maloney and Bert Blyleven (5), Tom Seaver, Sam McDowell, Dean Chance and
Vida Blue (4); Rick Wise, Don Wilson, Jim Palmer, Denny McLain, Silvio
Martínez, Ken Holtzman, Dennis Eckersley, Wally Bunker y Sánchez (3).

“Yo no estaba pensando muchas
cosas mientras estaba allí”, expresó a la prensa el venezolano, que
consiguió el cuarto juego completo de su trayectoria y el segundo de un hit
desde el 29 de julio 2010. “Yo sólo sé que quería lograr mi juego sin hits
y por eso estaba calmado. Sabía que tenía que ir pitcheo a pitcheo y bateador
por bateador. Sé que cada situación es diferente (haciendo mención al no hitter
de 2006), pero igual me emocionó poder lanzar completo. Quiero tirar muchos
innings este año”.

Además, el derecho, que consiguió
el tercer juego de un hit en el año (en 2010 se lanzaron 23), también se
convirtió el primer pitcher del equipo que consigue lanzar dos veces un
partidos de este tipo, entre los ocho que se han visto dentro de la
organización. “En mi última salida, noté que mi velocidad estaba bastante
bien y sentí que lanzaba más duro que el año pasado. Aproveché eso para poder
usar mis envíos quebrados y conseguir ponches”, siguió el nativo, que
coleccionó nueve abanicados en la jornada.

Bien acompañado. Sánchez, por otro lado, resaltó el hecho de tener
cierta inspiración para tener un buen partido por la presencia de varios de sus
familiares en las gradas del Sun Life Stadium, casa que alberga a los Marlins.
“Me siento de maravilla. Si la pelota hubiese sido tomada por alguien o
hubiese sido bateado en otra dirección las cosas hubiesen sido distintas, pero
igual estoy muy complacido. Mi mamá está aquí y también el resto de mi
familia”, comentó el diestro que logró nivelar su récord a 1-1 en 2011.
“Aparte, si vemos las cosas desde otra perspectiva, tengo que estar
agradecido por esta oportunidad. Vengo de tres años llenos de lesiones y tengo
que seguir trabajando para poder estar listo y lanzar cada cinco días”.

…::: Repertorio perfecto :::…

John Buck, catcher de los
Marlins que recibió los envíos de Aníbal Sánchez, destacó lo bien que el
venezolano se vio frente a los Rockies de Colorado el pasado viernes.
“Todo le funcionó”, espetó el careta al Sun Sentinel. “Su recta
más de una vez pasó de las 94 millas, estoy seguro de ello. Siempre contó con
ella cuando la necesitó. Además, tuvo buena localización del resto de sus
envíos y eso le facilitó las cosas”. Edwin Rodríguez, manager del equipo,
también se mostró complacido. “Nunca quise preguntarle cómo estaba.
Analizaba lo que hacía bateador por bateador y no me vi en necesidad de
calentar al bullpen. Él estuvo brillante”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s