Carlos Zambrano domó a sus demonios del sur de Chicago

Carlos Zambrano

Para Carlos Zambrano el episodio de la reyerta entre él y Derrek Lee de hace un año, después del primer inning de un encuentro interdigas entre los Cachorros y los Medias Blancas de Chicago, es un caso cerrado. El lanzador de los oseznos ganó en su regreso al U.S Cellullar del sur de la Ciudad de lo Vientos y aprovechó el triunfo para hacer una evaluación de lo sucedido en los 12 meses que transcurrieron entre el incidente que le mandó a terapia de la ira y su sexto triunfo de 2011.

“Lo más importante es darse cuenta que uno cometió un error, disculparse y tratar de seguir adelante. Hay que buscar ser mejor persona, mejor compañero y sobre todo mejor jugador, porque eso es lo que uno lleva al terreno de juego”, dijo el venezolano a los medios que cubrieron su actuación ante los patiblancos. “Para este año me propuse concentrarme en el beisbol y dejar que las demás cosas me resbalen”.

Para Zambrano ese encuentro del pasado lunes fue una prueba a sus propias palabras, pues el encuentro que le terminó dando su noveno triunfo en juegos interligas (la mayor cantidad para un pitcher de los Cachorros), fue una copia al carbón del juego de 2010 que le hizo explotar. En el primer inning, el porteño se metió en problemas y permitió carreras a los patiblancos, pero a diferencia del cotejo del año pasado, resolvió y logró lanzar ocho innings sólidos, en los que permitió tres anotaciones.

“La gente cambia”, siguió el carabobeño. “¿Nunca vieron Rocky? Esas películas, sobre todo en la que él pelea en Rusia, te demuestra que nunca es demasiado tarde para que la gente cambie y se arrepienta de sus errores. Los humanos siempre fallaremos y a lo largo de los años la historia nos los ha demostrado. Soy humano y obviamente fallé, pero todos lo hemos hecho. Yo doy gracias a Dios porque pude salir con bien de mi primer día en este estadio”.

Además, dentro del clubhouse de los oseznos notaron el cambio entre el “Toro” de hace una zafra y el de su última salida. “Carlos se manejó muy bien. Ha habido mucho trabajo psicológico, emocional y esfuerzo de su parte para prepararse para un día como estos y lo hizo bien”, dijo Mike Quade, manager de los Cachorros. “Él hizo un gran trabajo, porque creo que si controla sus emociones controlará sus pitcheos y eso le ayudará a hacer que cosas buenas pasen”.

…::: Rafael regresó a Cleveland :::…

Rafael Betancourt confesó sentirse extraño de volver a Cleveland y tener que enfrentar a los Indios, por primera vez desde que fue cambiado a los Rockies de Colorado hace dos campañas. “Es algo extraño, pero así es el beisbol”, dijo el lanzador venezolano al Denver Post . “Yo llegué a grandes ligas en esta ciudad. Fue con esa organización (Indios) que pude volver a retomar mi carrera y por eso me dije que quería retirarme con ellos. De aquí tengo muchos gratos momentos y quizás por eso me pegó mucho cuando me cambiaron, pero lo hicieron a un buen equipo, uno en el que me siento a gusto de lanzar y en el que espero poder hacerlo por muchos años más”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s