José Altuve agradeció al Magallanes

A punta de batazos y buena defensa, José Altuve por poco se llevó el galardón al Novato del Año en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, que terminó en manos de José Pirela, de las Águilas del Zulia; sin embargo, el no haber sido premiado no evitó que el nuevo grandeliga de los Astros de Houston pudiese explicar lo mucho que le sirvió jugar por la LVBP, en lo que fue su camino a la gran carpa.

“No te imaginas cómo aprendí jugando con el Magallanes. Pude madurar mucho en varios aspectos del juego, porque no es lo mismo enfrentar a pitchers que están en tu mismo nivel, que a otros que son mucho más experimentados que tú, como pasa en Venezuela. Eso así no lo quieras aprendes”, destacó vía telefónica el maracayero, que según su agente, Wilfredo Polidor, se incorporará a los Navegantes del Magallanes a finales de octubre, para empezar a jugar desde el primero de noviembre. “Ahora que estoy aquí siento que puedo hacer las cosas. Obviamente el nivel de la liga (LVBP), las menores y aquí no es el mismo. En grandes ligas es mucho más rápido y requiere de mayor consistencia de parte de uno”.

Altuve, además, comentó que desde su llegada a Houston ha podido sentir lo que es ser un grandeliga. “Hay muchas diferencias. Sobre todo en el trato que te da la gente”, dijo. “Yo ya había estado aquí (en el Minute Maid Park) hace unos años para recibir un premio cuando estaba en clase A débil y fue algo muy bonito, pero esta vez fue distinto. Mis compañeros me han recibido muy contentos y el manager (Brad Mills) me dijo que confía mucho en mí. Espero no defraudar su confianza”.

…::: Así llegó el primer hit :::…

José Altuve ha dado ­hasta ahora- 190 hits en tres categorías distintas (clase A fuerte, doble A y grandes ligas) en lo que va de año, pero será el último el que más recuerde, pues fue el primero en las mayores. “Ocurrió en mi último turno (consumió cinco frente a los Nacionales de Washington). Estaba un poco nervioso, porque me enfrentaba a un pitcher como Liván Hernández, que es muy mañoso y no te deja nunca nada bueno que conectar”, soltó el aragüeño. “Pero menos mal que al final logré pescarle un envió en la esquina de afuera, creo que fue una curva, que mandé al rightfield. Andaba muy feliz, no te imaginas lo emocionado que me puse cuando vi la pelota caer. Los muchachos, después del juego, me felicitaron y echaban broma con que `el enano sí puede batear’ (risas)”.

…::: Sin complejos :::…

Altuve, por otro lado, no siente que su estatura (1.70 metros) sea un motivo para dudar de sus habilidades para jugar a la pelota y por ello afronta el reto de ser un grandeliga con aplomo. “No me siento presionado por estar aquí (en las grandes ligas). Sé que muchas personas dudan de mis capacidades por mi tamaño, pero eso no lo veo mal, más bien es un incentivo para trabajar más fuerte y demostrar que el beisbol es un deporte que lo puede jugar quien sea, siempre y cuando le ponga corazón”. Altuve es el tercer nativo más bajito en los anales del beisbol. Pompeyo Davalillo midió 1.60 metros cuando debutó, y Alex Amarista (Angelinos) 1.68.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s