Juan Carlos Gutiérrez compró boleto para septiembre

Este no ha sido un año fácil para Juan Carlos Gutiérrez, múltiples lesiones en el brazo derecho le han limitado a únicamente 18 entradas en la temporada, pero pese a ello, el lanzador de los Cascabeles de Arizona intenta verle el lado positivo. Ya recuperado, el relevista trabaja para volver en óptimas condiciones al roster de los ofidios, una vez estos se expandan a 40 jugadores el primero de septiembre.

“El hombro y el codo ya están bien”, aseguró el taponero vía telefónica desde Phoenix. “Los doctores ya me dieron luz verde para hacer cualquier tipo de lanzamientos y acelerar la rehabilitación. Aún no hago bullpen, tengo estipulado el primero para el 18 de agosto, pero ya lanzó desde los 120 píes. No ha sido una recuperación sencilla, porque primero tuve el problema de la inflamación en el hombro y después me detectaron tendinitis en codo, por culpa de la inactividad en el brazo durante el reposo, pero afortunadamente eso ya es pasado y puedo decir que soy un hombre nuevo”.

Para el derecho, que en lo que va de campaña tiene 5.40 de efectividad en 20 juegos con Arizona, volver sano es su principal prioridad. “Ya los doctores me dijeron que me activarán cuando se expandan los roster a 40 jugadores el primero de septiembre, así que no estoy preocupado por saber cuándo podré estar lanzando otra vez en las mayores.

Sé que para el 28 tendré mi primer juego de rehabilitación, pero quisiera que después de todo eso pueda seguir sano”, siguió el anzoatiguense, que confesó haber aprovechado todo este tiempo para fortalecer el cuerpo. “Cualquiera puede pensar que por estar lesionado del brazo no podía hacer nada, pero no es así. Trabajé el resto del cuerpo y hasta perdí unos cuantos kilos, 12 para ser exactos. Ahora me siento más fuerte. Entre eso y las terapias de hielo, corriente y masajes he recuperado la movilidad en el hombro que perdí cuando me lastimé”.

No piensa en estatus. Gutiérrez, además, no está preocupado porque el largo período de inactividad afectase su estatus dentro de los Cascabeles, el cual en un principio era de setup, con eventuales presentaciones como cerrador. “Saber cómo me van a utilizar es lo último que está pasando por mi cabeza en estos momentos. Lo único de que deseo es poder regresar porque 18 innings en un año son muy poquitos para un hombre como yo. A mí me gusta lanzar y no me preocupa de qué forma. Aparte, mis compañeros han hecho un excelente trabajo y lo único que quiero es llegar para poderles dar una mano y ver si nos metemos en los playoffs”, añadió el serpentinero, que también manifestó su deseo de uniformarse con los Leones del Caracas. “No creo que me vayan a decir que no porque he estado inactivo mucho tiempo y más eso me perjudicaría más. No sé cuantos más innings pueda sumar desde septiembre, pero apenas termine la temporada voy a descansar un poquitín, estar con mi familia y a finales de octubre me uniformo seguro en Venezuela. Esta vez no es por fiebre, sino por necesidad, espero que el equipo (Arizona) lo comprenda y me dé el permiso”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s